15 de marzo de 2011

Descuartizando a...: Paula

Pese al título, no, no he asesinado ni descuartizado a nadie. He vuelto a sacar tiempo para la lectura, y como tal, pues he tenido que sacar tiempo para hablaros del último libro que he leído: Paula de Isabel Allende. El libro me lo recomendó mi madre, sabiendo que La casa de los espíritus es mi novela favorita, también escrita por Allende. Como en casa no encontramos el libro- supongo que se perdería por las mudanzas-, decidí hacerme con uno de la editorial "Debols!llo", que adoro porque tiene títulos maravillosos y muy variados a precios muy bajos. He tardado en leerlo porque paré a medio libro, pero hace una semana lo retomé y os contaré, a grandes rasgos como siempre, cómo es y mi opinión al respecto.


La autora
Isabel Allende es una escritora chilena nacida en Lima en 1942, que ha trabajado como periodista en su país durante algún tiempo y que hasta los bien entrados 40 no descubrió su talento para escribir novelas. En 1982 publicó su primer libro: La casa de los espíritus, y desde entonces se ha consagrado como una de las más influyentes escritoras latinoamericanas con títulos como De amor y sombra, Eva Luna o Paula, entre muchos otros. También ha trabajado con relatos, teatro y biografías, y algunas de sus novelas más repercutientes han llegado a la gran pantalla, como La casa de los espíritus, que contaba con Meryl Streep, Jeremy Irons y Glenn Close, o la de De amor y sombra, con Antonio Banderas entre otros. [...]

El libro
Paula se trata de un libro no basado en una historia real, sino real al 100%. ¿La razón? Paula no iba a ser un libro o una novela, cuando su hija mayor (Paula) cae repentinamente enferma, Isabel busca consuelo en las páginas de un cuaderno a través del cual intenta comunicarse con ella. La novela es, a resumidas cuentas, una carta hacia su hija, con la esperanza de poder relatarle el trance por el que pasó durante su ausencia cuando Paula despertara. Poco a poco, y mientras la enfermedad empeora, la carta se convierte, por un lado, en la agónica crónica de una madre que lucha por el alma de su hija, y por otro, una especie de biografía en la que cuenta la historia de su familia y de su propia vida.

El trasfondo
El libro está indudablemente repleto de una sensibilidad y un cariño sin igual, la autora se expresa como si su hija hubiera vuelto a ser una niña y le contara su historia a modo de cuento. La ternura de este libro se hace cada vez más palpable a medida que avanzamos en su historia, y el lector empatiza profundamente con esa madre que no quiere resignarse a perder a su hija, y se estremece con las muestras de amor del marido, y el cariño y simpatía con el que hasta los desconocidos tratan a Paula.


Opinión
Es un libro duro. Mi madre no lo pudo leer sin sumirse en un mar de lágrimas. Yo no he llorado, pero sí ha habido momentos en los que te sientes afligida, comprendiendo el dolor de una madre que poco a poco pierde a su hija en una oscura enfermedad incurable. Lo recomiendo vivamente, pero si sois muy sensibles, igual os deja un poco tocados, no sé, a mi madre le impresionó mucho. A mi me ha gustado, aún que a veces se hace un poco pesado, la autora sabe perfectamente como narrar la historia de su familia sin que sea aburrida. Realmente es una buena lectura, pero nada que ver con La casa de los espíritus. Eso sí, cuando leáis Paula, veréis muchas, demasiadas, coincidencias con La casa de los espíritus, lo cual deja bien claro que aquella primera novela-cuya redacción se comenta en el libro de Paula- es una biografía familiar con toques de ficción y exageración.

No hay comentarios: