21 de junio de 2011

Descuartizando a...: El Guardián Entre El Centeno

Tras el último libro no supe con cual comenzar, e hice una encuesta, cuyo resultado fue que leyera el libro de Ken Follett, Los pilares de la tierra. Y así lo hice, empecé a leerlo, pero me pareció muy espeso y no me apetecía nada seguirlo, más que nada porque a mi la novela histórica me apasiona, pero es que se necesita tener la mente muy despierta y "estar en vena" para poder seguirla y apreciarla como toca. Así pues, rebuscando en mis estantes encontré El guardián entre el centeno, de J.D. Salinger, que empecé hace un año y abandoné casi sin pensarlo, y en cuestión de días me lo he leído de principio a fin.


El Autor
Jerome David Salinger nació el 1 de enero de 1919 en Nueva York, fue un novelista americano muy reconocido que alcanzó su popularidad gracias a sus relatos cortos o cuentos y a libros como El guardián entre el ceneno, que ha sido reverenciado desde su publicación por los lectores jovenes como un clásico de la literatura moderna [...]

El libro
La novela es realmente corta, pero lo mejor de todo es lo sencilla que es. Se trata de una narración dónde el personaje principal nos relata simplemente un par de días, el principio de sus vacaciones. El atractivo y el encanto que tiene es la sencillez, el desparpajo y la inocencia con la que habla el joven protagonista. No en vano, es una novela considerada como un auténtico referénte en cuanto a literatura juvenil, pues se dice de este libro que es el que mejor retrata la adolescencia. Me parece especialmente simpático el vocabulario que utiliza y las expresiones o muletillas tan recurrentes que usa Holden Caufield, el protagonista, así como su visión de las cosas, sobre todo de las personas, y su manera de describirlo todo.

El trasfondo
Lo curioso de este libro es que lo deboras sin darte cuenta, de repente te ves a mitad del libro y piensas: "no está pasando nada". Y ciertamente, no ocurre nada realmente en toda la novela, al menos no el típico giro que suele ocurrir en toda historia normal que hace que se convierta en una novela. Aún así el libro transmite mucho, las preocupaciones, o más bien, despreocupaciones de este joven, su visión de las cosas, la clase de personas que le molestan o las cosas que le sacan de quicio, las contínuas contradicciones que tiene, etc. Todo esto refleja una verdad a temporal y es la actitud frente a la vida de muchos jovenes, que aun que los tiempos vayan cambiando, según que sensaciones o pensamientos siguen repitiendose.


Opinión
Me ha gustado muchísimo. No por lo que pasa en si en la novela, porque como ya he dicho, no pasa nada, pero sí en el sentido de que es una lectura fresca y sencilla, que te saca más de una sonrisa y te hace cuestionarte según que situaciones. Realmente empatizas mucho con el personaje principal, despierta una simpatía que muy pocos personajes son capaces de hacerlo. Realmente la recomiendo, porque es una lectura fresca, corta y nada cargante.